Qué es Empatía

Eres Empático?


La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emocionesintentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuoLa palabra empatía es de origen griego “empátheia” que significa “emocionado”.


La empatía hace que las personas se ayuden entre sí. Está estrechamente relacionada con el altruismo - el amor y preocupación por los demás - y la capacidad de ayudar. Cuando un individuo consigue sentir el dolor o el sufrimiento de los demás poniéndose en su lugar, despierta el deseo de ayudar y actuar siguiendo los principios morales.

La capacidad de ponerse en el lugar del otro, que se desarrolla a través de la empatía, ayuda a comprender mejor el comportamiento en determinadas circunstancias y la forma como el otro toma las decisiones.
La persona empática se caracteriza por tener afinidades e identificarse con otra persona. Es saber escuchar a los demás, entender sus problemas y emociones. Cuando alguien dice "hubo una empatía inmediata entre nosotros", quiere decir que hubo una gran conexión, una identificación inmediata.
La empatía es lo opuesto de antipatía ya que el contacto con la otra persona genera placer, alegría y satisfacción. La empatía es una actitud positiva que permite establecer relaciones saludables, generando una mejor convivencia entre los individuos.





Empatía en psicología

Según la psicología, la empatía es la capacidad psicológica o cognitiva de sentir o percibir lo que otra persona sentiría si estuviera en la misma situación vivida por esa persona.

Empatía como valor

La empatía puede ser vista como un valor positivo que permite a un individuo relacionarse con las demás personas con facilidad, y agrado, siendo importante el relacionamiento con los otros para mantener un equilibrio en su estado emocional de vida.
Por otro lado, la empatía permite a una persona comprender, ayudar y motivar a otra que atraviesa por un mal momento, logrando una mayor colaboración y entendimiento entre los individuos que constituyen una sociedad.

Empatía y asertividad

En primer lugar, la asertividad es expresar en el momento propicio, y de manera apropiada las ideas y sensaciones tanto positivas como negativas en relación a una situación.
Por lo tanto, la empatía y asertividad son habilidades de la comunicación que permiten una mejor adaptación social, a pesar de que ambas habilidades presentan diferencias.
El individuo asertivo defiende sus propias convicciones, en cambio el individuo empático entiende las convicciones de las demás personas. A pesar de ello, se debe de respetar y tolerar todas las ideas que surgen en la discusión con respecto a una situación determinada.

Empatía y simpatía

Como tal, la simpatía es un sentimiento de afinidad que atrae e identifica a las personas. Conlleva a un individuo generar armonía y alianza con otro. Específicamente es cuando alguien cae bien, que se siente estar bien con ella por su forma de ser o sentir.
Por su parte, la empatía, como ya fue dicha anteriormente, es la comprensión que siente una persona por otra en una determinada situación.
No obstante, una persona puede sentir simpatía y empatía a la vez por otra.
Ventajas de ser empático:
  • Ayudas a que los demás sientan que alguien se preocupa por ellos.
  • Consigues que los demás se sientan bien al poder compartir sus sentimientos positivos o negativos contigo.
  • Te sientes muy bien al saber que has ayudado a alguien a sentirse mejor.
  • Al ser empático cada vez comprendes mejor a los demás.
  • Aprendes de la experiencia de otras personas.
  • Estableces más relaciones de amistad y mejoras la comunicación con tus amigos.
  • Haces cada vez menos daño a otras personas porque comprendes lo que pueden sentir.

https://www.significados.com/empatia/

Tartamudez en adultos

¿Tartamudeas?

La tartamudez, también conocida como "Disfemia", es un problema que se manifiesta esencialmente en la infancia, pero los adultos también pueden padecerla por diversas causas. Esto hace que la comunicación de habla sea una tarea muy estresante pero gracias a las investigaciones y expertos, hoy en día se pueden aprender diferentes técnicas para dejar de tartamudear, recuperando el ritmo normal del habla.
Hablar en público es la pesadilla de muchas personas, pero para aquello que tienen problemas de lenguaje en adultos es todo un infierno.
Las primeras ocasiones de tartamudeo aparecen en los 3 o 4 años de edad, que es donde el niño empieza a desarrollar el aprendizaje de lenguaje. Es aquí donde los padres deben de estar atentos a la forma en que su hijo trata de expresarse. Debido a que este problema pueda tratarse de un inicio y solo sea parte de su desarrollo. De lo contrario el problema en adultos solo se controlará, por consiguiente traerá una baja autoestima y miedo a comunicarse con los demás.
Lo que rodea a aquellas personas con tartamudez, es los complejos que contraen. Por ejemplo, si salen de casa tratarán de comunicarse demasiado, además no cogerán el teléfono y su autoestima se verá afectado por el problema. El adulto tartamudo, generalmente, ha sido un niño y un adolescente tartamudo, es decir que ha llegado a la edad adulta con el problema de tartamudez y no ha tenido la posibilidad de salir de esa condición, o porque no lo han ayudado de forma efectiva en su problema, por lo tanto ha permanecido hasta ahora prisionero de él. Sin duda para ellos es como vivir enjaulado en un modelo racional inadecuado de las exigencias de vida en grupo.

Sin embargo, el problema de la tartamudez no tiene una causa genética conocida, pero en los adultos se da por dos motivos principales:

1.    Un mal tratamiento de la disfemia en la infancia
2.    Accidente en el nivel neurológico

En el último caso es una disfemia adquirida, y se da por alteraciones en una parte del cerebro, sobre todo si se tiene accidentes cerebro-vasculares, traumatismo cardio-encefálicos, tumores o infecciones. Son todos estos males los que pueden dañar a las conexiones que involucran la función del habla. Esto se debe a que cuando se produce el tartamudeo el problema sucede en la anticipación que necesita el cerebro cuando se quiere decir la frase de forma fluida y enlaza, por lo que antes que se diga se piensa en el cerebro pero debido a la disfemia esa secuencia de capacidad de enlazar se pierde.


Soluciones para dejar de tartamudear
La tartamudez en adultos representa un doble esfuerzo, porque además de trabajar en la disminución de tartamudeo se deberá de tener seguridad en sí mismo ya que el sentimiento de inferioridad es decir de baja autoestima empeorará el habla.
Existe una predisposición negativa para hablar en públicos, realizar una entrevista de trabajo o hasta para buscar pareja. Estas situaciones representan estrés, y eso empeora la fluidez de las palabras. Por tanto, si se tiene disfemia el esfuerzo para realizar las actividades será el doble.
Para el tratamiento de la tartamudez, el paciente debe de acudir a un psicólogo, además del logopeda, quienes tendrán que trabajar en equipo a través de las terapias para reforzar la seguridad de la persona y mejorar el problema de tartamudez.

En esa terapia, se le enseñara a respirar por medio de métodos de relajación. Es decir que se les va a dar un patrón para que ellos vayan respirando e imitando. Asimismo, otro de los ejercicios para superar la tartamudez es coger un libro y leerlo en voz alta para que se repitan las palabras hasta que se logre sacarlas de un solo golpe. Además, se enseña a recitar citas como frases u oraciones y hasta cantar, porque se guiarán por el ritmo de las pausas de las palabras y también en la forma que salen dichas palabras.
En cuanto a tratarse de un problema neurológico, el médico se encargará de apoyar con las dos especialidades, al mismo tiempo que también se trata su enfermedad. En ese sentido, se intentará que los mecanismos del cerebro, se pongan en marcha. De tratarse de un tumor se tendrá que operar varias veces pero la recuperación será completa, sobre todo en aquellos cerebros jóvenes.
Tratamiento para la tartamudez en adultos

Los ejercicios para la tartamudez son apenas una parte de la terapia, porque en general se busca que la persona hable de forma continua y sin tensión, la cual se concentra en distintas partes del cuerpo pero sobre todo en las áreas del habla.
Dentro del tratamiento para la tartamudez en adultos se evaluara la forma de comer, las habilidades de habla, la comunicación auditiva y el lenguaje para que él patólogo identifique la forma de comunicación y con ello ver la mejor forma de tratarlo. Es así que se atenderán los trastornos de articulación del lenguaje, trastornos orales, motores y de la voz, además de los problemas de fluidez y los trastornos del lenguaje expresivo y receptivo.

¿Cómo curar la tartamudez?
La clave para curar la tartamudez en adultos es la paciencia para comenzar el tratamiento para la disfemia. Lo importante será no rendirse y seguir todos los ejercicios confiando no en la forma, sino en los médicos que tratarán ese problema. Además no solo tienes que enfocarte en mejorar la actividad de hablar correctamente, también será necesario enfocarse en otras actividades en donde puedas explotar tu talento dejando un momento de lado aquel problema que aterroriza tanto.
La terapia se debe de comenzar lo antes posible, si realmente deseas dejar de tartamudear su temprano tratamiento tendrá un ritmo menos prolongado, debido a que sí la tartamudez ha avanzado de demasiado los patrones de tratamiento irán cambiando e irá a un ritmo más lento.



http://tartamudez.info/como-superar-la-tartamudez/





C/ Santiago 369, Gazcue, Santo Domingo, D.N., Rep.Dom. Contacto: 809 -537 -1142/ info@enfoqueestrategico.com